LiterArtMusic

La música, anfitriona de la literatura

Ocho músicos o grupos musicales han actuado a lo largo de cinco semanas entre octubre y noviembre como anfitriones de veinte escritores que han recorrido las Islas presentando su obra a nuevos lectores. La iniciativa de la Dirección General del Libro, desarrollada por Producciones Mirmidón, se ha dedicado a la promoción de autores canarios contemporáneos bajo el sugestivo nombre de LiterArtMusic. Desde el 15 de octubre al 13 de noviembre, este programa cultural celebró cada miércoles y jueves en distintas islas un recital en el que la música sirvió de vehículo para la introducción de la lectura de los textos por parte de los propios autores.

En un espectáculo en el que la música se intercala con la lectura de textos nuevos para el público, la intervención de los intérpretes hace del recital un acto lúdico. La música es más accesible para un público acostumbrado a asistir a actos culturales en locales alternativos, explicó el organizador del programa, Antonio Vizcaya, de Producciones Mirmidón.

En LiterArtMusic, se fusiona “la creatividad de estos autores mediante la unión con otra área artística, en la que se facilita al público aficionado a la música el acercamiento de esta manera a la literatura”, según Vizcaya.

Así lo reafirmó el cantautor herreño Róger Gutiérrez: “comparto la idea de que las artes deben “caminar” siempre juntas, pues, en la mayoría de los casos, existe estrecha relación entre todas ellas. Acercar a los autores noveles o menos conocidos de Canarias al público utilizando la música de autor como pretexto resulta enriquecedor y, en definitiva, una manera diferente de enfocar este tipo de actos”.

De esta manera, los músicos han facilitado el acercamiento a jóvenes escritores canarios cuya obra encuentra en la insularidad el principal obstáculo para ser conocida. Precisamente, crear “una red de movilidad” de los escritores por el Archipiélago es el impulso de LiterArtMusic, según señaló la directora general del Libro, Blanca Quintero, que calificó la iniciativa como un proyecto experimental que con el tiempo se convertirá en un circuito semejante a Islas de Música, Teatro y Danza, que también organiza la Viceconsejería de Cultura del Gobierno de Canarias en colaboración con los Cabildos insulares.

Para la celebración de la primera edición de este circuito literario y de música en Canarias se han escogido locales que habitualmente cuentan con una programación cultural a la que ya es fiel un público joven ávido de propuestas interesantes. El Búho Club y el Café Atlántico, en Tenerife, Las Ruinas de Babilonia (Valverde, El Hierro), el pub La Carpintería (Puerto del Rosario, Fuerteventura), el bar cafetería Menta-Limón, de Santa Cruz de La Palma, El Rincón del Poeta (San Sebastián de La Gomera), el Charleston Club (Las Palmas de Gran Canaria) y el pub Tsunami (Arrecife, Lanzarote) fueron los locales que sirvieron de sede a esta red en la que se fusiona la creatividad de músicos y escritores.

Para los músicos, encontrarse con el público en un espacio limitado es una oportunidad que agrada: “siempre se agradece tocar en esos ambientes de local pequeño en formato acústico donde se percibe realmente la pureza de la música”, señaló  Francisco Morales Villalba, del grupo “Eso No Importa”, de La Gomera.

LiterArtMusic convocó al público a través del hechizo de la obra de los músicos o grupos Anya Timple (Tenerife), Róger Gutiérrez Sánchez (El Hierro), Marilina  Dóbreva  Pepelécheva (Fuerteventura), #(928) y Fermín Romero (Gran Canaria), Eremiot Rodríguez (La Palma), Eso No Importa (La Gomera) y Toñín Corujo (Lanzarote). La selección de estos artistas respondió a su procedencia de todas las islas, su capacidad para comunicar y su “habilidad para adaptarse a los espacios mínimos” en los que actuaron, enumeró Antonio Vizcaya.

Nombrar a estos intérpretes es referirse a una variedad de estilos musicales riquísima. Nacidos al calor de la música folclórica y enriquecidos por las múltiples influencias de las que Canarias es receptora destacan los cantautores Róger Gutiérrez y Toñín Corujo; junto a ellos, se encuentran otros intérpretes más vinculados a los sonidos del rock, como el palmero Eremiot Rodríguez, que también dio sus primeros pasos en la senda del folclore insular.

Corujo y los integrantes del grupo gomero “Eso no importa” representan, además, la versatilidad de los músicos canarios y su capacidad para abordar diferentes estilos. Es lo que ocurre con la capacidad de “Eso no importa” para tratar con igual calidad temas que se mueven al son del jazz, el pop, el reague, el rock, o la samba. Corujo navega entre las influencias del flamenco, el pop, el rock, el jazz, la música bereber y las danzas de Europa del Este.

Fermín Romero, cantautor afiliado al rock, introduce la gran novedad de la ironía y el humor como un elemento esencial de unas letras contundentes. En Gran Canaria se contó también con el grupo #(928), un conjunto experimental creador de obras multidisciplinares mediante nuevas tecnologías.

La experimentación es también uno de los alientos del grupo tinerfeño Anya Timple, aunque en este caso orientado a la búsqueda de nuevos lenguajes en la música popular. Con la música popular canaria ha experimentado también la búlgara residente en Fuerteventura Marilina Dóbreva, violinista y pianista, intérprete de música sinfónica en diversas orquestas, que ha colaborado también con los timplistas Benito Cabrera, José Antonio Ramos y Domingo Oramas  “El Colorao”.

Samba, rock, folclore reinterpretado, jazz, reague, música electrónica y de vanguardia, música clásica, pop y flamenco han ofrecido sus acordes a las voces de veinte escritores que se han subido al barco de LiterArtMusic para presentar sus textos a un público que los desconocía.

La iniciativa “puede ayudar mucho a darle vida a los locales pequeños de la mejor forma posible: dando arte y cultura, conjugando literatura y música”, señala Francisco Villalba, de “Eso no importa”. Desde las islas no capitalinas, la iniciativa se ve como “algo bastante novedoso,  que esperemos sea el inicio de algún tipo de movimiento cultural que pueda  ser otra oportunidad de ocio para los jóvenes”, dijo Villalba. No sólo para la literatura, para la música, LiterArtMusic es “una iniciativa loable, original y que debe tener continuidad en los próximos años”, sentencia Róger Gutiérrez.

Jueves
13
noviembre 2008
Comentarios desactivados
This entry was posted in LiterArtMusic, Sala de prensa and tagged , . Bookmark the permalink.

Los comentarios están cerrados.